Voy corriendo aunque me caiga

Voy corriendo aunque me caiga
Tenerife. Noviembre 2013

miércoles, 18 de noviembre de 2015

III DERBI DE LAS AFICIONES DE MADRID.-


     Se trata de una carrera que no me ha llamado la atención excesivamente en las ediciones anteriores, a pesar de conocer su existencia; no obstante, este año, por aquello que me encuentro en época de probaturas decidí participar.

     En cuanto a clima, el día era ideal para correr; lo único negativo era la recomendación de no practicar deporte por la contaminación.

     La salida fue con bastante retraso, al parecer por una salida nula. Yo estaba muy atrás y no me enteré del motivo, solamente de la demora. Con el pistoletazo correcto empezamos a correr.

     El primer kilómetro a 6minutos, más por la aglomeración que por la ligera subida en la Castellana.

     Tras el cambio de sentido y ya en sentido descendente, empecé a correr más suelto pero seguía sin forzar, recordando que era otra prueba más en mi deseado regreso runero.

     El ritmo era de 5:15 el kilómetro hasta Neptuno, donde empezaba la subida al congreso. La solvente bastante bien, aunque baja un poco el ritmo hasta 5:30.

     El paso por Sol fue, como casi siempre que paso por allí, bastante agradable. Se notaba un poco más de gente y alguna voz de ánimo.

     Los dos últimos kilómetros me veo fuerte, con ganas y si a esto le sumamos un perfil muy favorable me pongo estos dos últimos kilómetros a un ritmo de menos de 5 minutos. No corría a ese ritmo desde el mes de Marzo.

     Al final la marca de algo más de 52 minutos.

     En meta saludo a algunos conocidos con los que coincido y a casa.

     Se trata de una carrera muy favorable para marcas mucho más rápidas de la que yo hice.

     El pie durante la carrera no me molestó y despues de la carrera apenas una molestia muy muy muy leve.

     Creo que voy mejorando pero aún me falta mucho. Seguiré entrenando y probándome a ver si es posible correr una marathon primaveral




1 comentario:

Halfon Hernandez dijo...

Animo tocayo que la vuelta es dura pero parece que estás en la senda correcta.

Espero coincidir algún día en estas correrias.

Un fuerte abrazo